2006/07/01

Respirar pega

Mi amigo el gato de Chesshire es un ser de otro mundo. Nada de lo que ocurre en torno a el aparenta tener sentido. Nos hicimos amigos hace unos años de casualidad, cuando nuestras vidas convergieron en un mundo de fantasia. Era un mundo de guerreros imperiales, de magos poderosos, de gloriosos artifices enanos y de viejos anarquistas inmortales. En aquel tiempo yo era un elfo y el era un gnomo, yo era un druida y el un brujo, y juntos luchabamos por erradicar la ley y el orden en favor del un dios del inframundo que era nuestro benefactor.
El gato de Chesshire estuvo conmigo cuando intente abrir por primera vez la puerta a otro mundo, y estuvo conmigo la primera vez que no pude cerrarla. Fue por el y con el que descubri al otro yo que se esconde detras de la enorme nariz roja, y veló por mi (igual que yo por el) cuando nos precipitamos en el no-mundo de la respiracion convulsa.

Fue tambien el gato de Chesshire el que me llamo por telefono una tarde desde Buenos Aires cuando yo todavia estaba en Gualeguaychú y me dijo "Busca a yogur, decile que tienen que venir para casa urgente."
Le hicimos caso, esa misma noche emprendimos el viaje, un viaje del que nunca volvi.

El gato de Chesshire es un individuo desopliante. Nada de lo que ocurre en torno a el aparenta tener sentido. Las cosas se precipitan espontaneamente de sus bolsillos para aparecersele despues junto a un arbol en calle Arenales. Tiene una enorme cabeza, es descomunalmente alto, y le gustan mucho las extranjeras.

El gato de Chesshire se colgo de una soga que estaba atada a un arbol, y el arbol se precipito sobre el.
El gato de Chesshire intento un dia (por consejo de mi madre) solucionar determinado problema hechandose jugo de limon en el ojo.
El gato de Chesshire violo los tres mandamientos del Dios de los Bulones, y ademas se lo conto a su madre.
El gato de Chesshire fue de "mayor responsable" al viaje de egresados de otro de mis amigos, el duende que viste de negro, y juntos volvieron dos dias despues porque los descubrieron fumando cosas raras.
El gato de Chesshire tira un dado en el pabellon de ciencias exactas de ciudad universitaria. Y el dado cae de punta.
El gato de Chesshire va gratis a ver el homenaje a Bob Marley, el recital de Ska-P en el pepsi music, el Cirque du Soleil, y demas espectaculos a los que uno no suele ir gratis.

Que exista el gato de Chesshire no tiene ningun sentido, como tampoco lo tiene que halla aparecido ese escritorio en la puerta de mi casa. Por eso postulo que el mundo ha perdido el juicio por completo.

Nota: Me habia olvidado de aclarar que se parece a Chubaca.

3 comments:

Wekil dijo...

que chavon flash...

VJ dijo...

por que sera que en la vida de todos siempre hay alguien asi??
es muy bueno que lo hayas encontrado, but ¡ojo con hiperventilarte! not too good all the time... trust me

Saulo dijo...

Eeeeh...
º__º'
Me siento Honrado...
Denserio...
Grazie, mai frend.
Si supiera escribir, fo! De vos escribiría un libro.
xD
Abrazoooote!
Te quiero, manito.