2006/07/09

Mas de lo mismo

Todo existir es un ir deviniendo, un ir permanentemente negando lo anterior.
El mismo vivir implica devenir, implica ir descubriendo nuevamente al mundo: Un mundo que se presenta completamente distinto a los mundos de cada momento anterior.
Orbitando, no obstante, en el tiempo y el espacio, repitiendo incesantemente las mismas actividades, da la senzacion de que todos los dias fueran el mismo: Da la senzacion de que el ir y venir del sol no es un devenir, sino un continuo estar reincidiendo.

Cuando percibimos al otro, no lo percibimos como un proceso, como un punto de convergencia entre fuerzas en constante fluctuacion. Lo entendemos como un todo hecho, que puede llegar a variar en su conducta pero que mayormente no lo hace. Asi uno espera del otro, y establece convenciones en el trato con el otro, convenciones que aplicadas a uno mismo son un tormento, un obstaculo en ese constante estar fluyendo: La presion incontrolable de un mundo que lo tiene a uno por sosten y punto de equilibrio.

Ciertamente, a veces nos sorprende que alguno tenga un comportamiento incoherente o contradictorio. Sin embargo, este es el tipo de comportamiento mas natural, el que con mas frecuencia cabria esperar, puesto que el paradigma del sujeto esta constantemente sometido a modificaciones importantes.

Pero detras de estas convenciones que no tienen, aparentemente, ningun sentido, hay una mente maestra. El miedo, esa terrorifica mente que vive en nuestra mente, ese despiadado carcelero, que nos hace sentir que el devenir del otro lo alejara de nosotros, que si dejamos al otro ser, su fluir sera tambien un hacerse insondable.

8 comments:

chica mandarina (con interior azul) dijo...

Somos ciegos impacientes, por eso creemos que todo es una reincidencia. Y somos incrédulos, al menos nadie entiende que desconfiar de los establecido, significa creer más en el mundo... por eso todo lo vemos absurdo.
De todas formas, siempre he creido que el absurdo es la expresión más desesperanzada y angustiada, el reflejo del hombre que cree e intenta modificar el presente lleno de pena y bajo una loca risa que nunca sabremos si debe contagiarnos o hacernos llorar. Y digo que intenta modificar el presente, porque claramente somos hijos del pasado, hijos de la ficción... pero tampoco nadie entiende que como hijos, tenemos derecho a revelarnos.

Como sea.
Saludos.

chica mandarina (con interior azul) dijo...

PAYASIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIN!

Wekil dijo...

Ya te dije lo que pienso de este texto me gusto muchisimo pero como ya te lo dije por msn aca voy a decir otra cosa lei lo que le pusiste al del zumbido de la dignidad jajja casi llore de la risa por lo directo

saludos y suerte!

Apo dijo...

el existir consiste en elegirse a cada instante, sin determinarse, sin "ser" (esto o aquello). Y las contradicciones muchas veces no son tales, sino una superación del existir anterior.

saludos!

Apo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Gabriel Garrido dijo...

Me gusta el texto, yo pienso que existir es no identificarse con ninguna emoción, sentimiento ni pensamiento, simplemente fluir.. fácil escribirlo, que no vivirlo, ¿eh?

Gabriel G. Parent

chica mandarina (con interior azul) dijo...

ÑAÑAÑAÑAÑAÑAAÑAÑ

Hola, payasín.
Chao, payasín.

Dime si no es emocionante ver que alguien te posteó, dime si no es deprimente darse cuenta que fue una mandarina que te dice payasín =D

Besooos!

posiones mágicas dijo...

Ud my friend tiene bastante claro la profundidad de las actitudes de los seres... en su debido espacio y tiempo.
Pero su amplitud, es lo que nos demuestra que tan natural y psicopata puede ser uno.
sabe que este pez voladorlo quiere mucho, y sin embargo es algomuy natural decirselo para mi.

abrazo