2008/01/05

Intenciones

El hombre que sigue a sus propias intenciones
está lisiado, cegado por la avidez y la desesperación.
Cuando cree que está a punto de alcanzar la cima
la montaña se derrumba bajo sus piés.

El hombre que obedece siempre a la Voluntad
no teme a nada y nada puede detenerlo
salta sobre las cumbres, impulsado por el Poder Divino
la dicha, la virtud y la armonía viajan con él.

3 comments:

darYrecibir dijo...

¡Hágase Tu Voluntad!

maia dijo...

"la voluntad es una señora medio gorda que vive en algún recóndito espacio del alma y a la cuál los demonios mantienen ajena invitándola con tortas del más exquisito y venenoso chocolate.
los ascetas vieron esto y pensaron que deberían ayunar para sacarla del vicio.
pero el ayuno no tenía nada que ver con la no-toma de alimentos morfísticos.
sino que se trata de enmudecer la sonoridad molesta y dejar que cante goce y llegue la amada dama del universo"

Saulo dijo...

Enrra está flashando.

Por aca lo que se dice últimamente es que todos somos hijos de Bowie.