2008/06/17

Si no te veo nunca más

Comer una manzana
gato de chesshire
morder una manzana roja y blanca
pequeña dama de las flores.
pequeña diosa de las cucarachas.

te vas volando con el viento
el tiempo y el espacio te llevan
a la deriva por el infinito
así voy yo flotando también
eterno desencuentro.

Pero creo que ahora comprendo
o capás me hago creer que entiendo para safar
para tranquilizarme un poco.
Pero está bien, está bien que sea así
otros días despiertan al amanecer.

Pero yo no te conozco
dulce quimera
no yo no sé de donde saliste o qué sos
pero estás ahí aunque no estés
aunque desaparezcas.

Porque siempre vivís ahí donde todo existe
ahí donde fuiste creada
donde te ví por primera vez y te quice
no para tenerte entre mis pequeños brazos de hombre
sino para contemplarte con los eternos ojos de Dios.

Pero el barro de tu carne con mis manos
modelado y refinado con gusto y elegancia
con mis manos diminutas de hombre mortal
con mis manos gigantes como montañas
con mis manos de inocente amante de formas suaves.

De alegre jugador del juego
no hay méritos en la tierra de la que vengo
no hay reconocimiento ni respeto ni nada
nada porque en lo profundo de mi ser solo yo existo
solo yo con el fatal vacío de la eternidad.

Por eso dulce princesa
negame otro beso esta mañana
tomemos una alegre copa de vino
que hay tiempo de sobra y nada qué encontrar
y solo seguir adelante pequeña,
por amor a la blancura de tu cuello de gacela
y ese sutíl movimiento de tus eternas manos.

1 comments:

PiPi saLViA dijo...

enrra rraen enrre nerra erran arren renar narer reran arern

llega el tren

vos, vas a subir?