2007/04/15

Vacío

Del mismo modo que las criaturas acuáticas viven en las profundidades del mar, los terrestres, los que vivimos en la superficie y sobre la superficie, estamos sumergidos en un mar de aire. Esta pesada e invisible masa de materia ejerce un peso sobre nosotros que es el que mantiene los cuerpos adheridos a sí mismos. Este mar, en el que unos nadan y otros se arrastran, este sutil océano es para nosotros igual que el agua es para el pez: Lo respiramos, lo habitamos, soportamos su peso en la totalidad de nuestro cuerpo, y sin embargo, es para nosotros como una ausencia.
Ausencia!
Porque cuando en un espacio reducido no hay aire, cuando se produce lo que llamamos el "vacío", ese vacío no es una ausencia, no es una "nada" sino que es algo. Una fuerza que desplaza las cosas, una fuerza inamovible que todo lo disipa. Porque en la gran taza del té del vacío, nos disolveríamos como un terrón de azucar blanca.

Fin de la comunicación.

2 comments:

Mechicabota dijo...

El aire es ausencia, es verdad... pero el vacío es la nada. ¿O la nada es vacío?

Carnófago dijo...

Para uqe mentir, no entendí.