2008/04/20

Nostalgia

Nostalgia por el recuerdo del paraíso
la tierra donde abundan las mujeres hermosas
las mujeres dulces, astutas o crueles.

Nostalgia de un Werther como jamás otro ha existido, de uno que ha nacido de las cenizas del viejo Werther.

Nostalgia de un eterno Werther que mora mucho más allá de los turbulentos mares del mundo, en la tierra de los dioses.
De un Werther que es como un sol que irradia todas las pasiones, un gran sol cuya luz eterna no se apaga con la muerte y que la nada no puede morder.

Nostalgia de un Werther ungido por la muerte y la resurrección. Uno que ha desentrañado los oscuros secretos del infierno.

Nostalgia de uno que sabe que el amor es nostalgia ántes que cualquier otra cosa, y que el sino del que conozca las delicias del tiempo es perecer.

Nostalgia del que un día decidió retirarse a las montañas, y que en otro día futuro volverá a vivir entre los hombres.

Nostalgia de tenerte cerca y sentir que estás conmigo. Y que sos real, en toda ley, y que no vas a desvanecerte. Nostalgia de protón o de electrón, de sentir que ya no vas a abandonarme ni te voy a abandonar porque ahora estamos completos, ligados en un lazo magnético inquebrantable. En un vínculo que confirma y justifica al mismo tiempo tu existencia y la mía.

Nostalgía de uno que se ha redimido de todos los redentores. De uno que simplemente añora lo que sabe que el mundo puede darle, y que, sin embargo, no está ahí.

Nostalgía que es también la sustancia con la que se fertilizan los jardines de la gracia inmaculada.

Nostalgia que es añoranza de lo que fué y de lo que todavía no ha sido, pero debe ser porque está escrito.

Nostalgia de la mujer que es también el mundo, que es la causa de toda existencia.
Que es el rostro y la forma de todo lo bello, de todo lo bueno y sagrado y de todo lo que no debe ser destruído.

Nostalgia de un dios que es también hombre y universo, y átomo y polo magnético y centro gravitatorio. Y también un gran ojo y un mar de nada. Y también una conciencia y un mar de todas las cosas.

Nostalgia porque no estás conmigo.

1 comments:

Mario! dijo...

Me recordas a Da Vinci...

Cuando te vea te explico por qué :)