2007/06/20

Que irritante!

La ansiedad es
como una piedra en tu zapato.
Una leve incomodidad
Que aparece y desaparece
Pero que suspendida en el tiempo
Es un tormento infernal.

Y pateás para un lado
y pateás para el otro lado,
como tratando de desplazar la piedra a un costado.
Para que por instante
solo por un instante
se apacigüe esa desesperante presión
para poder caminar en paz
derecho, siempre adelante
por el sendero.

Es tan fácil sacar la piedra del zapato
en un instante puede hacerse
pero detenerse
parar un poco
eso es mucho mas difícil.
Pese a que con cada paso
la piel
se resiente más.

Y empezás a toser palabras
ya sin poder controlarlo
desesperado por expulsarlo de tu mente.

Y tu garganta
y tus pulmones
con cada convulsión
se lamentan.

Te hace falta otro
uno que te recuerde
que sos tan solo una persona.
No tolerás
tener que quedarte a solas
con tu viejo enemigo.

Por eso escribís
lineas interrumpidas
como una anestesia
como hablándole a alguien
como hablándole a ella.

1 comments:

Carnófago dijo...

Mucho, mucho, ya no se puede decir. Aunque una vez más no viene mal.
¡Animo don!

Encima salió campeón Boca, y como yo se que sos de Boca, debés estar super feliz. Super. Colgado del techo.

¡Día de fiesta!

Animos, animos para usted.